Rafiki, el último Gorila de la Montaña de Uganda

Los gorilas son primates herbívoros que habitan los bosques de África central. Son los más grandes de los primates vivos. Su ADN está compuesto de 3, 041, 976, 159 pares de bases que codifican 20, 962 genes proteicos compuestos de 237, 216 exones. Su ADN es entre 97 y 98 % igual al humano, siendo el más cercano a este después de las dos especies de chimpancé.

Hay una noticia no muy buena. ‘Rafiki’, uno de los últimos y más famosos gorilas de la montaña de Uganda, fue asesinado por cazadores furtivos pese a que la especie se encuentra en peligro de extinción.

De acuerdo a los informes de las Autoridades de Vida Salvaje de Uganda (UWA), son cuatro de los sospechosos por la muerte de ‘Rafiki’ (de la especie beringei beringei) quienes ya fueron detenidos en el Parque Nacional de Impenetrable Bosque de Bwindi situado al suroeste del país colindante de Ruanda y el Congo.

Sin embargo, a uno de los detenidos se le encontró posesión de carne de potamoquero, una especie de cerdo salvaje, así como varias armas de cacería.

Según su declaración, mató al gorila de montaña en defensa propia pues, supuestamente el animal habría querido atacar tanto a él como a los otros tres sospechosos; todos ya se encuentran en custodia y a la espera de un juicio.

‘RAFIKI’, UNA ESPECIE EN PELIGRO CRÍTICO DE EXTINCIÓN

Conforme a un comunicado emitido por Autoridades de Vida Salvaje de Uganda, la autopsia de ‘Rafiki’ reveló que su muerte se debió a un corte con arma punzocortante hecha en la parte izquierda del abdomen que logró alcanzar sus órganos.

‘Rafiki’, cuyo nombre significado “amigo” en suajili, era un gorila macho dominante de espalda plateada de la familia de Nkuringo, conformada por 17 miembros.

Rafiki’ se encontraba desaparecido desde el 1 de junio, sin embargo, su cadáver fue encontrado en la misma reserva por los equipos rastreadores del parque.

La especie de gorilas de montaña se encuentra catalogada como en peligro crítico de extinción, ya que solo quedan alrededor de mil cuatro ejemplares, siendo el Bosque de Bwindi en donde habitan la mitad de estos gorilas en el planeta, según informes de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Debemos respetar a las diferentes especies que viven en la naturaleza, porque el respeto a las especies construye el equilibrio del Medio Ambiente, lo que genera un mejor lugar para vivir. Sumemos y multipliquemos en lugar de restar y dividir. Nuestro planeta lo necesita y el ser humano lo merecemos.

TAGSCARLOS CORTÉS VELÁSQUEZLA MADRE TIERRA