“No estoy metiendo la cabeza en la arena”: confrontaron a López Obrador por feminicidios en plena conferencia mañanera

“No estoy metiendo la cabeza en la arena”: confrontaron a López Obrador por feminicidios en plena conferencia mañanera

Dentro y fuera de Palacio Nacional se registraron protestas por la ola de violencia contra la mujer en el país14 de febrero de 2020

El presidente Andrés Manuel López Obrador respondió este viernes a las protestas por feminicidios en México.

Mientras ofrecía su tradicional conferencia de prensa en Palacio Nacional, a las afueras del recinto, a escasos 50 metros, un grupo de manifestantes confrontó a elementos de seguridad en la puerta principal, protestando y haciendo pintas en contra de la violencia de género que ha causado una crisis en el país.

Cuestionado por la prensa, López Obrador reconoció el derecho de las mujeres y grupos afines a protestar por los feminicidios y dijo estar trabajando para erradicar el problema.

“No estoy metiendo la cabeza en la arena, no estoy evadiendo mi responsabilidad, no es la política del avestruz”, dijo.

Según el mandatario, la reducción de la violencia es una prioridad de su gobierno y la atiende todos los días.

“Todos los días… Cuando se da a conocer la posibilidad de un cambio en el marco legal para modificar los tipos de feminicidio, en la mañana de ese día apenas empezaban a hacer los cuestionamientos opiné que eso se tenía que parar; pero no sólo lo opiné, se paró la posibilidad de hacer esa reforma. Entonces, no tengo ningún problema de conciencia.”, explicó.

“Y decirles que tienen todo el derecho de manifestarse. Nosotros venimos de la lucha social, yo no soy un fifí, ya llevo más de 40 años luchando por causas justas, más de 40 años, desde que salí de la escuela; entonces no soy un presidente surgido de le elite, insensible, simulador”.

López Obrador fue confrontado por una activista sobre los feminicidios. (Foto: REUTERS/Carlos Jasso)
López Obrador fue confrontado por una activista sobre los feminicidios. 

Presionado por la activista Frida Guerrera, López Obrador aceptó que faltan resultados palpables en la lucha por erradicar la violencia de género.

«Estamos haciendo todo lo que nos corresponde y se va a seguir informando. Y deseo con toda mi alma que se reduzca la violencia y que no se agredan a las mujeres. Eso es lo que yo deseo y en eso estoy”.

 No solo estoy preocupado, estoy ocupado

El asesinato de Ingrid Escamilla conmocionó a México y se sumó a la crisis que ha dejado un promedio de 11 mujeres asesinadas por día.

“En el caso del feminicidio, nos interesa enfrentarlo, porque es además de un crimen un acto de discriminación, un crimen de odio”, reiteró.

Acorralado por las preguntas de la prensa y la presión de las manifestaciones a las afueras del palacio, AMLO emitió un decálogo personal respecto a los feminicidios.

1. Estoy en contra de la violencia, en cualquiera de sus manifestaciones.

2. Se debe proteger la vida de hombres y de mujeres, de todos los seres humanos.

3. Es una cobardía agredir a la mujer.

4. Es un anacronismo, un acto de brutalidad el machismo.

5. Se tiene que respetar a las mujeres.

6. No agresiones a mujeres.

7. No a crímenes de odio contra mujeres.

8. Castigo a los responsables de violencias contra mujeres.

9. El gobierno que represento se va a ocupar siempre de garantizar la seguridad de las mujeres.

10. Vamos a garantizar la paz y la tranquilidad en México.

Pintan fachada y puerta de Palacio Nacional por feminicidio en México

Un centenar de mujeres realizó pintadas en la fachada y una de las puertas de Palacio Nacional para protestar contra los feminicidios en México, tras el asesinato y descuartizamiento a manos de su pareja de Ingrid Escamilla, ocurrido el pasado domingo.

Las manifestantes, que se reunieron sobre las 06.00 hora local (12.00 GMT), cantaron proclamas feministas a las puertas de Palacio Nacional, en la capital mexicana, y realizaron pintadas en la fachada y el suelo de la residencia presidencial, e incluso en al menos una ocasión intentaron derrumbar la puerta.

“Tu silencio es cómplice”, “Nos están matando” o “Presidente indiferente” fueron algunas de las reivindicaciones estampadas en la pared de la vivienda del mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador.En declaraciones a medios, una manifestante acusó al presidente de llevar a cabo un “feminicidio de Estado” y pidió “acciones concretas” contra la violencia contra la mujer.

Cuando López Obrador inició su habitual conferencia matutina en el interior del edificio, las protestantes leyeron un manifiesto fuera del recinto contra el feminicidio e hicieron una pequeña hoguera con papeles y cartones con proclamas escritas.

“Estamos pidiendo que cumpla sus obligaciones”, acabó el comunicado de las manifestantes, mientras el resto de mujeres pedía al presidente que diera la cara y le reprochaban sus prioridades políticas al grito de “Justicia sí, rifa no”, en referencia al polémico sorteo especial del avión presidencial.

Esta protesta es la primera de las convocadas para este 14 de febrero en la capital mexicana y en varias ciudades del país tras el crimen y filtración a la prensa de las imágenes del cuerpo de Escamilla.

En agosto del pasado año, una marcha contra la violencia machista terminó con múltiples destrozos en mobiliario urbano y estaciones de transportes público.

En una carta abierta contra la violencia de género, más de 20 organizaciones denunciaron este jueves que cada día hay 10 homicidios de mujeres en México, que registró 1.006 feminicidios -muerte por razón de género- en 2019, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Este jueves, al menos una docena de feministas ya estuvieron protestando por la mañana frente al Palacio Nacional con un boleto de lotería gigante en alusión a la rifa del avión presidencial de Andrés Manuel López Obrador, quien esta semana pidió “que el tema no sea nada más lo del feminicidio”, al hablar de este sorteo.

El presidente reiteró durante su rueda de prensa matutina del jueves que está en contra de reemplazar la figura penal de feminicidio con la de “homicidio agravado”, como propuso el fiscal general, Alejandro Gertz Manero.

Por convicciones, por principios, estoy en contra del feminicidio. Es inaceptable, aborrecible, es algo que no se puede permitir y que tenemos nosotros que enfrentar con todos los medios, con toda la fuerza y las formas que tiene el Gobierno”, respondió el mandatario ante las preguntas de la prensa.